Receta de Mermelada de Naranja

Una de las recetas de mermelada más económicas y fáciles de preparar es la mermelada de naranja. Aprovechando que estamos en temporada, hoy te voy a enseñar a preparar una deliciosa mermelada de naranja casera de una forma rápida y sencilla para que puedas disfrutar de este cítrico en cualquier momento del año. La mermelada de naranja está riquísima en las tostadas por la mañana y también en hojaldres o prácticamente cualquier producto de repostería que se te ocurra.

Autora: / Elaboración: 5 minutos / Cocción: 45 minutos / Total: 50 minutos

Ingredientes:

1 kg de naranjas (4 o 5 piezas)
600 g de azúcar
1 limón

Instrucciones:

1. Primero lavamos las naranjas, las pelamos y les quitamos la parte blanca para evitar que la mermelada quede amarga. Guardamos la piel de una naranja, ya que la vamos a utilizar más adelante. Después troceamos las naranjas peladas y les quitamos las pepitas (si las hubiera).

2. En segundo lugar, lavamos y exprimimos un limón para obtener su jugo.

3. En una cazuela añadimos el kilo de naranjas troceadas, 600 g de azúcar, el zumo de limón que hemos exprimido y la piel de una naranja cortada en tiras muy finas (opcional). Después ponemos a cocer a fuego lento durante unos 45 minutos. Hay que ir removiendo la mermelada de vez en cuando para evitar que se pegue. La mezcla se irá reduciendo y la mermelada se irá espesando poco a poco. Las tiras de piel de naranja le darán a la mermelada un ligero toque amargo, yo prefiero añadirla a la mezcla, pero tú puedes no añadir las tiras de piel o añadir menos cantidad.

4. Cuando la mermelada adquiera la textura deseada, apagamos el fuego. Si queremos una textura más homogénea y eliminar los bultos, podemos pasar la mermelada de naranja por la batidora, aunque yo prefiero no triturarla.

5. Para terminar, hay que hervir unos tarros de cristal en una cacerola para esterilizarlos y verter dentro la mermelada. Hay que tener cuidado de no quemarnos en el proceso. Después cerramos bien los tarros de cristal y los ponemos boca abajo. A la mañana siguiente, cuando la mermelada se haya enfriado, podemos darles la vuelta.

6. ¡Y ya está! Ahora puedes guardar esta deliciosa mermelada de naranja casera en un lugar fresco, seco y alejado de la luz directa del sol. Así se conservará en perfectas condiciones durante unos seis meses. Una vez abierto, hay que conservar los tarros en la nevera o refrigerador, de lo contrario se podría poner en mal estado.

Más recetas

Publicar comentario