Receta de Mermelada de Manzana

Hoy en día en los supermercados podemos encontrar una enorme variedad de mermeladas de todos los sabores. Sin embargo, siempre hay algunos tipos de mermelada más difíciles de encontrar como la mermelada de kiwi o la de calabaza. Ayer fui a comprar un par de cosas al super para hacer una receta y no encontré por ningún lado mermelada de manzana, así que me decidí a prepararla yo misma. Es por eso que hoy te traigo esta receta para preparar una deliciosa receta de mermelada de manzana casera para chuparse los dedos.

Autora: / Elaboración: 5 minutos / Cocción: 40 minutos / Total: 45 minutos

Ingredientes:

1 kg de manzanas
500 g de azúcar
1 limón

Instrucciones:

1. En primer lugar, para preparar esta increíble receta, hay que lavar las manzanas, pelarlas, descorazonarlas y cortarlas en cubos.

2. En segundo lugar, lavamos y partimos un limón por la mitad. Exprimimos sólo medio limón para obtener su jugo.

3. Ahora introducimos en una cacerola el kilo de manzanas troceadas, 500 g de azúcar blanco o moreno y el zumo de medio limón. Mezclamos bien y dejamos que repose durante una hora para que la manzana se macere.

4. Una vez hecho esto, ponemos la mezcla a cocer a fuego medio durante unos 40 minutos. Mientras la mermelada se cocina hay que ir removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo de la cacerola. Si transcurridos 40 minutos la mermelada todavía no ha espesado, podemos dejarla en el fuego 5 minutos más, pero la mayoría de veces no será necesario.

5. Cuando la mermelada haya espesado al nivel deseado, la retiramos del fuego. Ahora, si queremos una textura más homogénea y sin grumos, podemos pasar la mermelada de manzana por la batidora o el pasapurés, pero yo prefiero no triturarla porque me gusta encontrarme trocitos de manzana en las tostadas.

6. Para terminar, hay que hervir unos tarros de cristal en una olla grande para esterilizarlos y verter dentro la mermelada cuando todavía esté caliente. Hay que tener cuidado de no quemarnos en el proceso. Después cerramos bien los tarros y los ponemos boca abajo. A la mañana siguiente, podemos darles la vuelta.

7. ¡Y ya hemos terminado! Ahora hay que almacenar esta deliciosa mermelada de manzana casera en un lugar fresco, seco y oscuro. Así se podrá conservar en perfectas condiciones durante unos seis meses aproximadamente. Una vez abierto, hay que guardar los tarros en la nevera o refrigerador para que se conserven adecuadamente.

Más recetas

Publicar comentario