Receta de Mermelada de Kiwi

Las tostadas con mermelada natural son uno de los desayunos más sanos y nutritivos que podemos tomar por las mañanas. La gente normalmente compra en el supermercado la típica mermelada de fresa o arándanos, pero comer siempre el mismo tipo de fruta cansa, así que esta vez os traigo una receta para preparar una mermelada que es poco común: la mermelada de kiwi. Cocinar mermelada casera es una de las mejores formas de disfrutar de la fruta de temporada durante todo el año, así que ¡allá vamos!

Autora: Beatriz Torres / Elaboración:5 minutos / Cocción:45 minutos / Total:50 minutos

Ingredientes:

– 1 kg de kiwis
– 600 g de azúcar
– 1 limón

Instrucciones:

1. Para comenzar deberemos pelar los kiwis y trocearlos en un bol. Cuando los troceemos hay que intentar que todo el líquido que suelten caiga en el bol.

2. En segundo lugar, lavamos un limón y lo exprimimos para obtener su jugo.

3. Ahora en una cacerola añadimos los kiwis troceados, el jugo/zumo de limón y 600 g de azúcar. Removemos bien y lo ponemos a fuego alto hasta que empiece a hervir, a partir de ese momento reducimos el fuego al mínimo para se se cueza a fuego lento durante unos 45 minutos. Durante la cocción deberemos ir removiendo la mezcla de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo de la cacerola.

3. Una vez hayan pasado 45 minutos, la mermelada se habrá reducido bastante y estará más espesa. Ahora, si queremos, es el momento de pasarle la batidora para eliminar los bultos que hayan podido quedar. Este paso es opcional, yo prefiero no triturar la mermelada de kiwi, ya que pierde parte de su textura.

4. Ahora vamos a proceder al envasado de la mermelada. Para ello deberemos hervir un par de tarros de cristal en una olla grande, los secamos bien, vertemos la mermelada de kiwi en su interior hasta el límite de la rosca y los cerramos correctamente. Hasta que los tarros se enfríen es recomendable guardarlos boca abajo, por la mañana podremos darles la vuelta.

5. ¡Y ya está! Ahora puedes guardar esta deliciosa mermelada de kiwi casera en un lugar fresco, seco y alejado de la luz directa del sol. La mermelada de kiwi puede conservarse durante unos seis meses fuera del frigorífico, pero, una vez abierta, hay que guardarla en el frigorífico para evitar que se ponga en mal estado.

Más recetas

Publicar comentario