Receta de Mermelada de Frutilla

Una de las mejores opciones para conservar la fruta de temporada durante todo el año y poder disfrutarla cuando quieras es preparar mermelada casera. Como se acerca la temporada de las frutillas, hoy vamos a aprender a preparar una deliciosa mermelada de frutilla casera de una forma rápida, fácil y sencilla.

Autora: / Elaboración: 5 minutos / Cocción: 30 minutos / Total: 35 minutos

Ingredientes:

1 kg de frutillas (fresas)
600 g de azúcar
1 limón

Instrucciones:

1. El primer paso para preparar esta deliciosa mermelada de frutilla será lavar bien las frutillas, quitarles el rabillo y trocearlas.

2. En segundo lugar, lavamos y exprimimos un limón para obtener su jugo.

3. Ahora añadimos en una cacerola el kilo de frutillas troceadas, 600 g de azúcar y el zumo de limón. Removemos bien la mezcla y dejamos las frutillas macerar durante un par de horas hasta que suelten su jugo (este último paso es recomendable, pero si tienes prisa te lo puedes saltar).

4. Después ponemos las frutillas en el fuego al máximo hasta que empiecen a hervir, a partir de ese momento bajamos la potencia del fuego al mínimo para que la mermelada se cocine a fuego lento durante unos 25-30 minutos. Las frutillas se irán deshaciendo poco a poco. Cuando transcurran 25-30 minutos la mermelada debería haber espesado, si no lo ha hecho podemos cocinarla durante unos minutos más.

5. Este paso es opcional. Cuando la mermelada todavía está caliente, puedes triturarla en la batidora para obtener una mezcla homogénea, pero yo creo que no merece la pena porque la mermelada pierde parte de encanto. Así que te recomiendo saltar este paso.

6. Ahora lo que tenemos que hacer es hervir unos frascos de cristal para esterilizarlos. Llenamos el tarro con la mermelada que hemos preparado hasta el límite de la rosca, lo cerramos bien y lo ponemos boca abajo para que desaparezca el poco oxígeno que haya podido quedar en el interior. Al día siguiente podemos darle la vuelta.

7. Por último, ya podemos guardar nuestra mermelada en un lugar fresco, seco y sin mucha luz directa para que se conserve sin problemas durante unos 6 meses. Una vez hayamos abierto el frasco, es recomendable guardarlo en el refrigerador.

Más recetas

Publicar comentario