Receta de Mermelada de Ciruela

Aprovechando las últimas ciruelas de la temporada nos hemos decidido a preparar una sencillísima receta. Hoy te voy a enseñar a preparar una deliciosa mermelada de ciruela casera con ciruelas naturales de temporada de una forma muy rápida y fácil. Esta mermelada nos servirá para acompañar infinidad de platos y se convertirá en algo indispensable en tus desayunos todas las mañanas. ¡Allá vamos!

Autora: / Elaboración: 5 minutos / Cocción: 45 minutos / Total: 50 minutos

Ingredientes:

500 g de ciruelas
250 g de azúcar
1 limón

Instrucciones:

1. En primer lugar, hay que lavar bien las ciruelas, partirlas por la mitad, quitarles el hueso y trocearlas.

2. Ahora exprimimos medio limón y colamos el jugo/zumo obtenido por si se ha colado alguna piel o algún hueso.

3. Una vez hecho esto, introducimos en una cacerola los 500 g de ciruelas deshuesadas y troceadas, 250 g de azúcar blanco o moreno y el zumo del medio limón que hemos exprimido. Removemos la mezcla y la dejamos reposar durante una hora en la nevera o refrigerador.

4. Una vez haya transcurrido una hora, ponemos la mezcla a cocer a fuego lento durante unos 45 minutos. Las ciruelas irán deshaciéndose y formando con el azúcar poco a poco una mezcla espesa. Mientras la mermelada se cuece es recomendable ir removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo.

5. Cuando la mermelada haya espesado, apagamos el fuego. Ahora, si deseamos una textura más homogénea y sin ningún tipo de bulto, podemos pasar la mermelada de ciruela por la batidora o el pasapurés. Yo, por ejemplo, prefiero no triturar la mermelada porque me gusta encontrarme trozos de ciruela en las tostadas. Es cuestión de gustos.

6. Por último, hervimos varios tarros de cristal en una cacerola grande para esterilizarlos y vertemos la mermelada en su interior cuando todavía esté caliente. Debemos tener cuidado porque en este paso nos podemos quemar. Hay que llenar el tarro hasta el límite de la rosca, cerrarlo bien y ponerlo boca abajo. Por la mañana, cuando se enfríe, podemos darle la vuelta.

7. ¡Y ya está! Ahora puedes guardar esta mermelada de ciruela casera en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar. De este modo se podrá mantener en perfectas condiciones durante unos seis meses. Recuerda que, una vez abierto, es recomendable guardar el tarro en la nevera o refrigerador para que se conserve adecuadamente.

Más recetas

Publicar comentario