Receta de Mermelada de Albaricoque o Damasco

El albaricoque o damasco es una fruta dulce muy típica del verano, pero con esta receta vas a poder disfrutar de este fruto en cualquier momento del año. La mermelada de albaricoque casera es muy fácil de preparar, ya que estos frutos son muy prácticos a la hora de preparar mermeladas y otras recetas. Además, está deliciosa con unas tostadas con queso por la mañana o para acompañar los aperitivos antes de una cena.

Autora: / Elaboración: 5 minutos / Cocción: 40 minutos / Total: 45 minutos

Ingredientes:

1 kg de albaricoques o damascos
500 g de azúcar
1 limón

Instrucciones:

1. En primer lugar pelamos los albaricoques, les quitamos el hueso y los troceamos.

2. Después lavamos un limón, lo partimos por la mitad y exprimimos sólo una parte.

3. Introducimos en una cacerola los albaricoques, 500 g de azúcar y el zumo de medio limón. Removemos la mezcla y la dejamos reposar durante una hora para que se macere.

4. Una vez haya transcurrido una hora, ponemos la cacerola en el fuego y la dejamos cocer durante unos 40 minutos a fuego medio. Hay que ir removiendo de vez en cuando para que la mermelada no se pegue en el fondo.

5. Cuando hayamos logrado la textura deseada, podemos pasarle la batidora para eliminar los bultos que hayan podido quedar. Yo prefiero no triturar la mermelada porque me gusta encontrarme trozos de fruta en las tostadas.

6. Por último, hay que hervir unos tarros de cristal en una olla para esterilizarlos y verter dentro la mermelada con mucho cuidado para no quemarnos. Después cerramos bien los tarros y guardamos esta deliciosa mermelada de damasco/albaricoque casera en un lugar fresco, seco y alejado de la luz directa del sol. Así se conservará en buen estado durante unos seis meses. Una vez abierto, debemos guardar los tarros en la nevera o refrigerador.

Más recetas

Publicar comentario